Afers, Arquitecturas, ArtefactosUrbanismos, Investigaciones, Concursos, CV

Casa Cati, 2016




Las superposiciones, el juego de máscaras, el moire, el retranqueo y la cornisa, la integración de pueblo, la fachada pintada, las alineaciones de astros, las celosías mecanizadas low-tech, la escala de la sección y el traje a medida.








→ Lloseta, 2016

Coming soon...
Palabras clave: Moiré, celosías móviles, lamas, persianas correderas, integración disimulada, ventana artefacto, a medida, blanco-crema



ESPAÑOL “Casa Cati” es una remonta sobre un edificio existente. La continuidad con la historia de los pisos inferiores era un punto de partida vinculante, así como la gestión de los deseos de los múltiples agentes implicados y en una integración disimulada en el paisaje de la calle. La casa se basa en maximizar el volumen interior y espacio de la planta pública, compactando el área de habitaciones y baños. Con ello se eleva la sección de cubierta en la parte central, esta dota de mayor luz al espacio principal y crea una cubierta plana en la parte delantera. En su interior, un espacio mayor inclinado, vinculado a cocina, comedor y acceso, contrasta con un espacio más recogido en la zona de sala de estar delantera. La fachada a la calle se organiza a partir de la relación con las ventanas existentes en la planta inferior. Sus tamaños se unifican con la combinación del relieve, el color y la textura, dando continuidad entre plantas. Control solar móvil, fijo, barandilla, ventana y cortinas construyen el mecanismo de relación interior-exterior. El diseño compuesto de las capas que constituyen la ventana generan combinaciones de nuevas y prexistentes texturas. Las persianas correderas de lamas de un tamaño equivalente a las prexistentes se mueven sobre la capa de lamas verticales móviles de las celosías. Así surgen hasta doce ventanas en una, doce posibles posiciones que permiten variabilidad de uso, manipulación de la entrada de la luz solar y control de la intimidad.
ENGLISH “Casa Cati” es una remonta sobre un edificio existente. La continuidad con la historia de los pisos inferiores era un punto de partida vinculante, así como la gestión de los deseos de los múltiples agentes implicados y en una integración disimulada en el paisaje de la calle. La casa se basa en maximizar el volumen interior y espacio de la planta pública, compactando el área de habitaciones y baños. Con ello se eleva la sección de cubierta en la parte central, esta dota de mayor luz al espacio principal y crea una cubierta plana en la parte delantera.  En su interior, un espacio mayor inclinado, vinculado a cocina, comedor y acceso, contrasta con un espacio más recogido en la zona de sala de estar delantera. La fachada a la calle se organiza a partir de la relación con las ventanas existentes en la planta inferior. Sus tamaños se unifican con la combinación del relieve, el color y la textura, dando continuidad entre plantas. Control solar móvil, fijo, barandilla, ventana y cortinas construyen el mecanismo de relación interior-exterior. El diseño compuesto de las capas que constituyen la ventana generan combinaciones de nuevas y prexistentes texturas. Las persianas correderas de lamas de un tamaño equivalente a las prexistentes se mueven sobre la capa de lamas verticales móviles de las celosías. Así surgen hasta doce ventanas en una, doce posibles posiciones que permiten variabilidad de uso, manipulación de la entrada de la luz solar y control de la intimidad.