Afers, Arquitecturas, ArtefactosUrbanismos, Investigaciones, Archivo, CV

Llum i natura, 2016




Lucernarios, periscopios, pérgolas de jardín, bares con vistas, patios de pelota al aire libre, …






→ Accésit en el concurso abierto de ideas para un pabellón polideportivo en Vallirana, Catalunya. 2016
Palabras clave: estructuras de madera, policarbonato celular, estructuras metálicas, gradas prefabricadas de hormigón, vegetación autóctona, placas fotovoltaicas, reciclaje del agua de lluvia



ESPAÑOL “Llum i Natura” es una cápsula de contacto del deporte con la naturaleza. Su emplazamiento entre el bosque y el caso urbano del municipio de Vallirana, supone una oportunidad para vincular el uso del polideportivo como bisagra entre los dos entornos. La propuesta pretende potenciar la integración del edificio con la naturaleza mediante el trabajo de su fachada como membrana de intercambio de luz, energía y soporte para la vegetación. El diseño del detalle constructivo pretende convertir la piel en una superficie responsiva, que puede tecnificarse en varios grados (desde el low tech al high tech), que permita regular la temperatura y la radiación solar interior. El control de las visuales entre los distintos espacios desde la ciudad al bosque, de los espacios públicos a los privativos, se conjuga con una elección de materiales naturales contrastados, entre el suelo pétreo y la cubierta de madera. El ciclo de vida del edificio, desde su construcción a su desmantelamiento, se plantea como una parte vinculante de las soluciones adoptadas.
ENGLISH “Llum i Natura” es una cápsula de contacto del deporte con la naturaleza. Su emplazamiento entre el bosque y el caso urbano del municipio de Vallirana, supone una oportunidad para vincular el uso del polideportivo como bisagra entre los dos entornos. La propuesta pretende potenciar la integración del edificio con la naturaleza mediante el trabajo de su fachada como membrana de intercambio de luz, energía y soporte para la vegetación. El diseño del detalle constructivo pretende convertir la piel en una superficie responsiva, que puede tecnificarse en varios grados (desde el low tech al high tech), que permita regular la temperatura y la radiación solar interior. El control de las visuales entre los distintos espacios desde la ciudad al bosque, de los espacios públicos a los privativos, se conjuga con una elección de materiales naturales contrastados, entre el suelo pétreo y la cubierta de madera. El ciclo de vida del edificio, desde su construcción a su desmantelamiento, se plantea como una parte vinculante de las soluciones adoptadas.